Seleccionar página

El «golpe directo» a la Tierra, según la Nasa, se formaría de un «filamento en forma de serpiente».